viernes, 8 de junio de 2012

.
 Un cuento que terminaba con había una vez.

2 comentarios:

  1. Si uno se acordara el punto exacto donde comienzan las cosas quizás nunca volvería a comenzar nada.

    No saber es nuestro Aleph.

    ResponderEliminar