sábado, 26 de mayo de 2012

.
 ¿Qué te pasa?

1 comentario:

  1. Si uno supiera exactamente el tamaño y el rigor de aquello que recorre la epidermis esa pregunta no sería siempre tan retórica,

    o en el mejor de los casos una puerta (entornada) para hablar de otra cosa, y en esa otra cosa a veces viaja también algo de lo que nos pasa y pasamos,

    Quizás siempre se esté hablando de otra cosa y por eso los poetas se hagan tan amigos del silencio.

    ResponderEliminar