lunes, 21 de mayo de 2012

.
 Una carrera sin corredores.

1 comentario:

  1. Como un llanto sin lagrimas o una sonrisa sin encías; quizás la ausencia de aquello que define las cosas nos alerten sobre lo futil de las definiciones,,, dado que las cosas siguen siendo Las Cosas más alla de la propia mirada...

    como los muebles de una habitación cuando se apaga la luz.

    ResponderEliminar