sábado, 12 de mayo de 2012

.
 Una hormiguita artista.

1 comentario:

  1. Una hormiguita artista
    esculpía en arenisca,
    mientras otras se afanaban,
    llevando porteadoras,
    pitanza para la panza
    de su reina la egoísta.

    -¿Qué haces que no trabajas?-,
    le increpaban enfadadas,
    y ella, se hacía la sorda,
    mientras moldeaba la forma
    de un Apolo con sandalias.

    -Me importa un pito la pitanza,
    me importa un pito la reina.
    Yo me alimento con arte,
    con libertad y esperanza...
    ¡Sed vosotras las esclavas
    de un hormiguero en decadencia!-.

    ResponderEliminar