viernes, 27 de abril de 2012

.
 Un juego en el que nadie se divertía.

2 comentarios:

  1. Esa es la definición del mundo en algunas horas; porque todas las definiciones debieran ser temporales.

    Aunque ahora me parece que si el juego continúa alguien se divierte, pero todavía no se da cuenta.

    ResponderEliminar
  2. El contrincante de enfrente, metió una bala en el tambor y lo hizo girar... Se aplicó la boca del cañón en la sien, mientras una gota de sudor frío le resbalaba, desde la frente, hasta la punta de la nariz... El resto de participantes achinaron los ojos... y al oír un repentino ¡PUM!, los cerraron con fuerza... Aquel era un juego en el que nadie se divertía... Un Saludo.

    ResponderEliminar