domingo, 1 de abril de 2012

.
 Te lo digo yo.

2 comentarios:

  1. Se dice eso para convidar cierta auto-confianza hacia el otro. Una redundancia que disipa, cuando lo escucho me voy.

    Es un dicho primo de "Todo bajo control".

    ResponderEliminar