jueves, 15 de marzo de 2012

.
 Dejar que el sol me pegue en la cara.

5 comentarios:

  1. Nunca había sido tan agradable que te golpeen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...el también conocido como cachetazo solar. Jaja

      Eliminar
  2. ;) me hiciste reír Pía!

    yo no soy muy amigo del sol, así que el verbo golpear se aplica con el justo rigor de su literalidad... Es más -levanto la voz junto a mi martini- creo que por eso no me cae bien el sol,,, golpea en vez de habitar y no se deja mirar a los ojos.

    Pd: Yo me levanto todos los dias entre 6:30 y 7:00 am. Y me hago un poquito amigo del sol en invierno, cuando amanece; en esos instantes donde crece, acompaña, sugiere y acaricia. Más tarde se cree ese cuento de la fotosíntesis y se pone insoportable de soberbio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me parece que golpee. Es más, cuando viajo hecho mucho de menos el sol de mi tierra.
      :)

      Eliminar
  3. ... y me dibuje en un moflete un complicado melanoma... Soy negativo y pesimista, no puedo evitarlo, es como una compulsión...

    ResponderEliminar