miércoles, 7 de marzo de 2012

.
 No sé qué decirte.

2 comentarios:

  1. En primer lugar es extraño porque ¿alguna vez se sabe lo que se dice a alguien?; ¿dónde se aprende?.

    Y si tomamos la frase como un "No me sale que decirte" se transforma en un contrasentido, porque al decirselo ya le esta diciendo algo. Por tanto es una frase condenada a la desaparición para ser genuina; a ser silencio.

    Y como ya me estoy aburriendo de mi comentario tan pudorosamente intelectual diré que hace unos años creía que esa frase era un terrible motivo de angustia. Hoy no; algunos tropiezos me han enseñado que el silencio puede ser preludio y hogar en un mismo tiempo. Las palabras pueden ser la peor de las insuficiencias.

    Pero soy paranoico, cuando escucho "no sé que decirte" me sonrojo y me siento un boludo. Asi es.

    Abrazo loco; me encanta este blog. Tenemos que traer más gente, o abrir otras casillas y fingir, jajaja.
    No, en serio, me encantaria que se generen charlas pro apertura mental-imaginativa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gran comentario.
      Quizá venga otra gente, quizá no. Pero igual se disfruta.

      Como siempre, gracias.

      Eliminar