lunes, 5 de marzo de 2012

.
 Una cuentista borracha de amor.

5 comentarios:

  1. Sí, había una vez en la cabeza de Horacio Quiroga, que todavía estaba sobre su cuerpo, que todavía estaba en la selva, que siempre estuvo en el mundo, en su soledad, en su mente.

    No sé, hoy me levanté pensando en Quiroga y en la selva. Yo creo que él bien hubiese podido soñar con una cuentista borracha de amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Juan, descansa un poco... jejeje. Un abrazo

      Eliminar
    2. Jajaja; si, ¿no?,,, igual ahora estoy mucho más tranki, lo juro; me levanto a las siete.

      Fuerte abrazo!
      me hiciste reír mucho, jaja, gracias.

      Eliminar
    3. Dejálo tranquilo a Juan que le da (una gran parte de la) vida a este blog. Jaja

      Eliminar
  2. Yo conocí a una, hace ahora dos años... y la historia no acabó bien... Saludos.

    ResponderEliminar